Información y noticias de los síntomas del cancer

Síntomas del cáncer de cuello uterino

El cáncer es una causa de morbilidad y mortalidad en el mundo, cada año se diagnostica cáncer de cuello uterino a 500.000 mujeres en el mundo y 273.000 mueren por año a causa del mismo. Es necesario aclarar que este tipo de cáncer empieza en el cuello uterino,  parte inferior del útero (matriz) que se abre en la parte superior de la vagina, suele crecer lentamente por un periodo de tiempo, que al iniciar algunas células comienzan a convertirse de células normales en células pre-cancerosas y luego pasan a ser células cancerosas es decir (proceso conocido como Displasia).

El cáncer de cuello uterino es un virus de transmisión sexual, que puede estar en el organismo de manera latente por periodos de tiempos continuos. Existen factores de riesgo que están relacionados con la incidencia del cáncer del cuello de útero, el más importante participa en el desarrollo de lesiones pre-malignas la infección por papiloma virus o virus del papiloma humano (VPH) este virus está presente en el 99% de los casos de cáncer de cérvix.

Otros factores que podrían causar este tipo de cáncer son:

  • Consumo de tabaco: Las mujeres que fuman tienen dos veces más posibilidades de desarrollar el cáncer.
  • Edad precoz de inicio de relaciones sexuales.
  • Promiscuidad sexual: Mantener relaciones sexuales con un hombre que ha tenido muchas parejas, además de esto tener muchas parejas y tener relaciones sexuales con cada una de ellas.
  • Mujeres que tienen el sistema inmunológico debilitado por el uso de medicamentos.
  • Píldoras anticonceptivas: Algunos estudios señalan que hay un mayor riesgo si se usan las píldoras anticonceptivas por cinco o más años.
  • Antecedentes Familiares: Las mujeres cuyas madres o hermanas han tenido cáncer del cuello uterino tienen mayor probabilidad de contraer esta enfermedad. Esto se debería a que estas mujeres son menos capaces de combatir el VPH en comparación con otras mujeres, u otros factores podrían estar involucrados.
  • Alimentación: La falta de consumo de frutas, vegetales o verduras y el sobrepeso tienen un mayor riesgo a contraer este tipo de cáncer.
  • Embarazos Múltiples: Las mujeres que han tenido muchos embarazos completos tienen un riesgo mayor de contraer el cáncer de cuello uterino, aunque no se conoce cuál es la principal causa que ocasiona este cáncer.
  • Ingresos Bajos: Las mujeres de bajos recursos tienen riesgo de contraer este cáncer, debido a que no pueden pagar una buena atención médica.

Las mujeres con canceres de cuello uterino en etapa temprana  usualmente no presentan síntomas. Los síntomas a menudo no comienzan hasta que un pre-cáncer se torna en un cáncer invasivo verdadero y crece hacia el tejido adyacente. Los síntomas cuando van apareciendo en el organismo y además cuando este tipo de cáncer es avanzado se manifiesta de la siguiente forma:

  • Pérdida de peso.
  • Pérdida del apetito.
  • Fatiga.
  • Dolor pélvico.
  • Dolor de espalda.
  • Dolor en las piernas.
  • Inflamación en una sola pierna.
  • Fuga o filtración de orina o heces por la vagina.
  • Fracturas óseas.
  • Manchas de sangre o sangrado leve entre las menstruaciones o después de esta.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales.
  • Tener un sangrado menstrual más largo y abundante de lo normal.
  • Sangrar después del coito o durante el examen pélvico.
  • Sangrar después de la menopausia.

Para detectar y determinar el cáncer de cuello uterino se utilizan pruebas que examinan el cuello uterino, una de ellas es la prueba de Papanicolao esta prueba consiste en tomar células de la superficie del cuello uterino y la vagina, las células son examinadas bajo un microscopio para determinar si son anormales, como la Biopsia, Colposcopia, entre otras; todas estas pruebas  tienen el mismo propósito que es determinar células anormales que intervienen en el útero. Es recomendable que las mujeres se hagan su primera prueba  de Papanicolao (PAP) cuando comienzan a ser sexualmente activas o a partir de los 18 años y de esta manera repetirla sucesivamente una vez al año.

El tratamiento del cáncer de cuello uterino requiere de la ayuda y colaboración de diferentes especialistas, el mismo suele comenzar con cirugías y radioterapias ya que son tratamientos locales que sólo afectan el área del tumor; y en algunas ocasiones, la  quimioterapia  que ésta si afecta todo el cuerpo. La radioterapia como las quimioterapias pueden ocasionar efectos secundarios tales como: Fracturas en la pelvis, cansancio, malestar estomacal, caída del cabello, pérdida del apetito, dificultad para respirar, aumento de infecciones entre otros.

Después de completar el tratamiento es muy importante acudir a todas las citas de seguimiento esta atención de seguimiento es necesaria para determinar si hay recurrencia o propagación del cáncer.

La forma más común de cáncer de cuello uterino comienza con cambios precancerosos, existen maneras de detener el origen de esta enfermedad. La primera es  tratar los pre-cánceres antes de que se tornen en verdaderos cánceres, y la segunda prevenir los pre-cánceres. Se debe tomar en  cuenta varias sugerencias para prevenir  el cáncer de cuello uterino estas son:

  • Diagnóstico del cáncer de cuello uterino mediante el examen anual de Papanicolao, además hacerse citologías vaginales debido a que  nos ayudan a detectar cambios precoces, los cuales pueden tratarse antes de que se conviertan en cáncer cervical.
  • Mejorar la higiene personal.
  • Tratamiento rápido , adecuado de las infecciones vaginales y del cuello uterino
  • No tener relaciones con múltiples compañeros sexuales.
  • No fumar.

Para finalizar el tema presentado se concluye que es necesario tomar en cuenta todas las indicaciones pautadas y prevenir este tipo de cáncer, se conoce que existen varias formas de tratar el cáncer de útero siempre y cuando sea detectado a tiempo, por este motivo es primordial realizar anualmente el examen de Papanicolao debido a que esta prueba ayudará a determinar y detectar todas las células anormales que intervienen en el útero. Estas medidas ayudan a disminuir el desarrollo de este tipo de patologías que podría ser curable en la mayoría de los casos.  

Comentarios cerrados.